Marjal, una apología de la Albufera en valenciano con canciones sorprendentes de rock and roll “patafísico”

El marjal es una zona húmeda de gran riqueza en fauna y flora. Se trata de una porción de  terreno bajo y pantanoso, próxima al mar, que por su situación está expuesta a presiones urbanísticas o a los efectos del cambio climático. Por ello  debe ser protegida pera preservar su enorme valor ambiental. Como ejemplo de las estrategias municipales para eliminarlos, en la actualidad ya son 17 las sentencias del Tribunal Superior de Justicia que avalan la política proteccionista del Gobierno Valenciano sobre los humedales. Así que no nos parece que haya mejor nombre que el de Marjal para un grupo de rock and roll “patafísico”, es decir surrealista y más allá de lo previsible, que se expresa en su idioma materno, el valenciano, dos aspectos que necesitan tanta o más protección que las zonas palustre. Marjal presenta su primera maqueta que aún no está editada, con cuatro temas que, como poco, te sorprenderán por su fusión de parámetros musicales y sus variaciones de estilo envolviendo imaginativas letras, todo ello con una ejecución impecable.    

Trayectoria

Marjal

Los miembros de esta nueva banda son Pep Skelter (Tuppergüare y Midnight Shots) a la guitarra y voz; Nacho Durbán (Get the Zepp y Midnight Shots) al bajo, Charlie Milf (Fake st. Band y Midnight Shots) al piano i Foll (Los Walkysons, The Meows, els Morts…) a la batería. El  Ep fue grabado en Carcosa Estudios (Alboraia) con Guillermo Sanz quien también se ha encargado de las mezclas.   El diseño de la portada es de Sebastián Alós y la edición de Hermanos Segundos.

Las canciones

Marjal

El disco empieza con “All i pebre de mi”. Se refieren a una típica salsa valenciana utilizada para cocinar pescados. En el título juegan con la similitud de “pebre” (pimienta) y pobre. Aquí nos cuentan que: bidimensionado en un mundo, va nadando hacia la Albufera donde la muerte le espera aunque no piensa dejar de bailar ni después de muerto. Nadie ve la red del “monot”, (se refieren a un sistema de pesca de la Albufera). Magnífico tema que arranca con una conjunción de riffs de piano, percusión fascinante, y la incorporación de la voz misteriosa que nos lleva, falsete mediante, al cautivador estribillo. Toques jazzy, ritmos bailables, secuencias oscuras, coros lisérgicos, un excelente solo de guitarra ácida, geniales fraseos de piano, más batería y bajo imperturbables nos envuelven en los humedales de un tema realmente fascinante.  

Continúa con “Les ones del Mareny” en la que el protagonista,  acosado por hipotecas, familia, su ex, se dirige hacia el bautismo de su hijo pero decide ir antes a bañarse desnudo en la playa del Marreny de Barraquetes, en el parque natural de la Albufera, buscando la libertad. Casi se ahoga, y al final opta por ir a la ceremonia como un monstruo Lovecraftiano cubierto de algas repugnantes. Musicalmente, el corte aporta un hipnótico recorrido rítmico de piano y consistente sección rítmica a la que añaden la sensacional voz principal aportando detalles de pop abrasivo y la guitarra con distorsiones lisérgicas. Completan el tema secuencias progresivas entre cambios de tempos estratosféricos y crescendos de antología con un final apoteósico.     

Marjal

Le sucede “L’aprenent de taxidermista” en la que dan cuenta de una vieja leyenda de la Albufera según la cual un aprendiz de taxidermista sale por la noche de cacería y no deja una presa entera, sino que opera. Aguerridos momentos de hard blues rock psicodélico con tambores tribales que dan paso a la envolvente voz principal cantando en una noche de luna llena. Aquí no aperiencia que lleve a engaño alguno. Se trata de un combinado excelente de acongojantes motivos sonoros variados que asombran de principio a fin.     

Acaba con “La Muntanyeta dels Sants”, un mirador espléndido, un enclave montañoso rodeado de arrozales en el parque natural de la Albufera, en el término municipal de Sueca.   Un lugar en la que la canción ubica un ritual antes de despegar en la nave espacial con unos cuantos suecans (de Sueca) que viajarán a su planeta. “Mientras se invoca una tormenta, la secta se queda desnuda, bailan frenéticos alrededor de una hoguera. Tiembla el suelo en toda la planicie verde…”. Para finalizar, teclados misteriosos, una voz que nos atrapa desdibujando una melodía estratosférica acompañado por el resto de la banda y descargando emociones en el luminoso estribillo. Para redondear tan cautivador corte añaden un recorrido instrumental que se expande con un poderío memorable entre coros, y participación de todos y cada uno de los componentes de esta portentosa banda.

Reflexión final

Marjal

Cuentan los Marjal que “la Creedence té el seu Green River, nosaltres la Gola de Pujol…Dr. John té el seu Gumbo stew, nosaltres l’all i pebre”. Tienen muy claro que su apuesta es de proximidad, “una apologia de l’Albufera i el seu entorn. A moments real i d’altres completament imaginari, a la manera patafísica d’Alfred Jarry a Ubú rei”. Una simbiosis que ellos mismos catalogan como “rara avis albuferenca” y que constituye una de las propuestas más interesantes que hayamos podido escuchar en tiempo, no solo en valenciano sino también por lo que respecta a la amalgama de recursos estilísticos dentro del siempre amplio abanico del rock and roll.  Sonidos de raíces sixties o setenteras, freakbeat, blues, cumbia, garaje, incluso progresivo por instantes, se compenetran con una imaginación desbordante y una destreza encomiable. En el Marjal confluyen flora y fauna autóctona conformando un espacio único. Un ámbito natural tan fascinante como esta impresionante banda donde converge lo mejor del rock and roll imaginativo de todos los tiempos. Propuestas culturales y ambientales que deben ser protegidas frente a la avaricia destructiva del poder establecido que trata de urbanizar nuestras mentes para que sucumbamos a la ignorancia de la mediocridad. Y eso no va a pasar ni muertos, al menos mientras hayan formaciones tan extraordinarias como Marjal.  

Nota: De momento, puedes escuchar las canciones en el bandcamp.  Tenían previsto presentar el Ep en el 16 Toneladas el pasado 23 de octubre, con los Chewbacca’s pero las medidas de la pandemia han obligado a aplazarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s