El costumbrismo volitivo de Perro Mojado, sensacional seña de identidad para su disco “Prohibida la blasfemia”

Las impactantes fotos del nuevo trabajo de Perro Mojado son de la fotógrafa Nana Parra y corresponden al Cascamorras, fiesta de interés turístico internacional que se celebra el 6 de septiembre en las poblaciones granadinas de Baza y Guadix.  Se trata de una tradición que se remonta a mediados del siglo XV, de origen religioso. Los bastetanos impiden al Cascamorras que cumpla su misión de llevarse a la ciudad vecina de Guadix a la patrona de Baza, la Virgen de la Piedad. Solo podrán obstaculizar su propósito si le cubren de pintura negra antes de llegar al templo donde se guarda a la Virgen.  Se trata de una fiesta multitudinaria y tumultuaria, una de tantas exhibiciones de tradiciones de origen religioso, quizá una de las más originales, que mutan en seña de identidad tal y como hace la música de este poderoso trío granadino en su tercer y flamante álbum, “Prohibida la blasfemia”. Editado por los sellos  Sociedad Fonográfica Subterránea, Sweet Grooves Records, H-Records, y Ciudad Oasis, se trata de un miniálbum de tan solo seis poderosas canciones en las que esta original formación de rock and roll ha volcado tosa su abrasiva capacidad creativa e interpretativa, altamente enriquecedora, con una conjunción fuzzcinante de melodía y ritmo envolviendo letras acongojantes en las que se pone de manifiesto su “costumbrismo volitivo de entrañas y ficción histórica como seña de identidad”. 

Trayectoria

Perro Mojado. Foto: Granadahoy.com

Perro Mojado se forma en Granada en el año 2013, con el objetivo de solucionar lo que ellos denominan como el “déficit histórico de la ciudad de Granada con el auténtico punk and roll”.  Empezaron siendo un cuarteto con Pablo Cobos a la voz principal y, a partir de 2016, se convierten en un trío con  Alvaro Rotavator a la guitarra y voz,  Antonio El Deshollinador (los Harakiri y Uralita & Los Fibroesqueletos), a la guitarra y coros, y Manuel Claudio a la batería (Zutaten, Modelé Fatale y Punkpinela).  En febrero de 2015 dan a conocer su primera maqueta con la que ganan el  concurso Emergentes de la Sala Planta Baja, Granada.  Gracias a ello graban su primer disco de título homónimo editado por Clifford records.  Puedes leer una reseña de ese primer trabajo en Magic Pop entrando aquí.

 A partir de ese año se suben a numerosos escenarios de toda España donde ofrecen conciertos muy aclamados, especialmente en su comunidad, por cuantos tienen el placer de verles interpretando su demoledor repertorio.  En 2017 graban “Crónica del espanto”, un mini álbum también editado por Clifford. 

Su tercer trabajo, “Prohibida la blasfemia” fue grabado y mezclado en los Hollers Analog Studio (Málaga) por Max RB. del 5 al 7 de septiembre de 2019. El diseño es de Francisco Mateos y las fotografías de Nana Parra. Se puede adquirir una edición en vinilo de 12” a 45 rpm  de los sellos Sociedad Fonográfica Subterránea , Sweet Grooves Records, y H-Records,  más una en cassette a cargo de Ciudad Oasis. 

Las canciones

El disco se abre con “Caprichos Del Director”, febril tema de riff obsesivo sobre la “voluntad del poder” en el que nos cantan:   “Repetir hasta el desmayo. No me dejo intimidar ni un minuto de descanso. No lo puedo soportar…”. Ritmos bien perfilados más geniales momentos solistas de guitarras desbocadas, y voces entregadas conforman el primer corte de este descomunal disco.  Continúa con “Los Gritos Del Jueves Santo”  sobre una “crónica del espanto” invocando a los demonios propios envueltos en golpes de efecto a base de guitarras aguerridas y tempos imperturbables que arropan a la alocada voz principal.  Solos espeluznantes y líneas fantasiosas dibujan oscilaciones hipnóticas que tienden al descontrol psicológico. Acaba la cara A con “Fantômas” haciendo relación al conocido personajes del Raval de Barcelona tras la Semana Trágica. Otra sugerente muestra del talento de estos músicos capaces de aunar relatos históricos con arreglos de punk descomunales muy a su manera y hablarnos del hampa en los cafés o de mujeres desparecidas (desapareix una noia, en catalán en el original). De nuevo recurren a sus ingredientes más propios como esas guitarras desquiciadas, el tempo irredento, los crescendos perturbadores y los momentos solistas sumamente turbadores arropando a la convincente voz principal.      

Perro Mojado. Foto: David Moya

La cara B se abre con “El Crimen De Max Aub” sobre la “rémora social, una fácil solución”. Aquí se recogen testimonios de “Crímenes ejemplares” que publicó en 1957 en México, Max Aub con confesiones de asesinos de Francia, España y México.  Con un combinado soberbio de ritmo y melodía, mediante líneas perturbadoras de guitarras, distorsión apabullante, y voz impetuosa nos envuelven en un mundo onírico que acongoja y nos suma en un estado de inquietud irreprochable. Prosigue con “La Colina De Las Hormigas” , esos “senderos que no conducen sino a la tumba”, auténtica “neurosis de batalla” que aboga por la deserción a pesar de las represalias. Musicalmente, se trata de otra exhibición de recursos instrumentales y vocales perfectamente combinados para generar un estado de inquietud existencial único que transita entre lo anfetamínico y la pesadilla de una realidad cotidiana asfixiante.   Se cierra el álbum con “Mataviejas”, “pulsión de vida y pulsión de muerte” en el último corte maniático de este contundente disco tan abrumador y original. Teclados, guitarras, batería y voz, perpetrando una secuencia desconcertante que colonizará todas tus neuronas hasta lograr que desfallezcas de pasión.  

Reflexión final

Perro Mojado. Foto: Alba Maldedades

La capacidad volitiva contempla la perseverancia, el auto control,  la concentración y la adaptación. Resulta imprescindible para aceptar y gestionar cambios con el propósito de ver en ellos una oportunidad de superación en lugar de un obstáculo.  Los Perro Mojado se nos antojan una de las formaciones actuales que mejor encajan en esos parámetros que completan con un costumbrismo que surge de las entrañas “como respuesta catártica” y que apuesta por la ficción como afrenta al entorno cotidiano asfixiante. Pocos grupos tienen una idea tan precisa y sorprendente de su proyecto y menos aún son capaces de materializarlo mediante un estilo propio cargado de intensidad en la rítmica y visceralidad en la melodía. Guitarras y percusión, más voz, conforman un espacio tremendamente original que les aleja de cualquier otra propuesta dubitativa para situarles en un cosmos propio en el que emergen triunfantes frente a la absurda realidad, lacerantes con la mediocridad, y sobre todo imaginativos, reinventándose disco tras disco sobre sus propias raíces. “Prohibida la blasfemia” es un trabajo sumamente cautivador que apuesta por un punk  de matices garajeros al margen de modismos, y que no acepta etiquetas que les impidan crecer. Con tan solo seis temas, abrasivos, descomunales, hirientes, nos ofrecen unos de los momentos más enriquecedores y alentadores, arriesgado y, a la par, novedosos del rock and roll actual. Ciertamente, imprescindibles.    

Nota: Puedes escuchar las canciones y adquirir una copia del disco en el bandcamp de los sellos  Sociedad Fonográfica Subterránea , Sweet Grooves Records, y H-Records

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s