“Nucelar, se dice nucelar”, un ensayo punk  de los Cheddars con tempos  rápidos y melodías sabrosas      

30571169_2084700211807008_7774376244438630400_n
portada del 12″

En una escena del episodio número 19 de la novena temporada de la famosa serie de los Simpsons, Homer se une a la Marina y un oficial en su discurso a la tropa dice:  “Simpson, por todos sus años como técnico nuclear, le pondremos en un Submarino Nuclear”, a lo que Homer contesta “Nucelar, se dice nucelar”. Puede que el chiste no les haga demasiada gracia pero la tiene, es genuino humor absurdo. En realidad la ocurrencia se entiende mejor en inglés porque a muchos yanquis les cuesta pronunciar nuclear y por ello en la versión original dice: “”Nucular… It’s pronounced Nucular”. Más allá de ese problema de expresión de los norteamericanos, me parece que lo verdaderamente gracioso es que alguien se atreva a contradecir de forma tan peculiar,  jocosa e incluso irreverente a un mando del ejército norteamericano. Es por ello que resulta un título fascinante para un disco de punk. El “Ensayo Nucelar” de los Cheddars, editado este 2018 por Rufus recordings, Sweet Grooves Records, Monster Zero, y Bartolini Records, contiene diecisiete brillantes canciones a muy buen ritmo, de melodías pegadizas y  letras nada complacientes. Un álbum que te será muy útil para cuando te sientas observado por las normas de la RAE o te preguntes si madurar implica necesariamente cambiar, entre otras situaciones cotidianas y vitales sin desperdicio alguno.

Trayectoria

Marta Tajuelo
Los Cheddars. Foto: Marta Tajuelo

Los Cheddars se formaron en Madrid en 2015. Ellos son Alberto Cruz a la guitarra y voz, Diego Ramos al bajo y coros, y Eu The Rocker a la batería, aunque la percusión del disco que te presentamos la grabó Vegas. Sus componentes formaron parte de la insigne banda de punk, Fast Food. En 2016 sacaron un Cd con Bartolini records titulado “Arcade” con siete canciones.  “Ensayo Nucelar” fue grabado y masterizado en Madrid por Javier Ortiz en el Estudio Brazil durante los cinco primeros días de noviembre de 2017. La producción corrió a cargo del grupo con Javier.  Colaboraron,  de forma puntual a los coros, Marta Tajuelo y Victor Fombuena.  El genial artwork apocalíptico y veraniego es de Daniel Blanquer.  Se incluye con el vinilo una hoja con las letras de las canciones.

Las canciones

38017647_2173234496286912_5826289201934499840_o
Los Cheddars en directo. Foto de su facebook

El disco se abre con su correspondiente “Intro”,ocho segundos de presentación a los que sigue “Brat Raevision”, la primera de las andanadas de guitarras y batería bien compenetradas dando cobertura emocional y sonora a la voz principal quien nos explica: “Recuerda ser correcto con tus palabras, a no cagarla cuando hablas. La RAE te observa. Aprende a conjugar. Les tienes cerca y te quieren enseñar”.  Continua con “Underground Psycho I”, sensacional visión de un ser especial que se quedó sin familia y sin trabajo y ahora solo busca abrazos. “No  quiere matarte, solo quiere achucharte, abrazarte….un tío solitario, víctima de los horarios que se ha convertido en esclavo de lo sentimental”.  Golpes certeros de guitarra, tempos acelerados y una melodía pop aderezada de energía punk que eclosiona en el estribillo atrapándote de principio a fin.  Le sucede “La Secta”, con un acelerón de batería más bajo conjuntados con un suculento riff de guitarra percutiendo sin cesar. Súmale otra letra de fina ironía contra el sistema: “El líder me hace ser feliz. Ya que aquí se encuentra la verdad, la luz, la superioridad. Mi alma van a rescatar… ¿Qué mierdas hago yo aquí?”.

28795817_2062867707323592_8160387410511221354_n
Los Cheddars con Diego Jiménez

Llegamos a “Motor City”, en esa carrera sin tregua de guitarras y batería ofreciéndonos todo lo mejor del punk pop irredento con mensaje agridulce sobre esos recuerdos de tiempos mejores: “Somos como Detroit: Tristes y abandonados sin saber muy bien por qué. Dos almas que deambulan sin tener claro que hacer”.  A continuación presenciamos un “Asalto Fallido”, un atraco al banco más grande de Fuencarral que hay que abortar por una “ mala jugada del despertador”. Ritmos de bajo y batería que retumban en el estómago marcando el tempo con fuerza imparable. Se suma la guitarra y con la voz principal que nos tumban de espaldas con una entrega absoluta. Prosiguen con “Pasta de Cheddar”, instrumental  hardcore de veinte segundos tras el que nos topamos con “El Actor de Kung Fu” mediante esa descomunal entrada de bajo al que se suman el resto con una potencia descarnada. Aquí mencionan al actor David Carradine (n. 1936 – d. 2009) por su papel de Kwai Chang Caine, solitario monje chino shaolín en la serie telvisiva “Kung Fu” (1972-1975). Memorable resulta esa capacidad de estar “metido dentro de un armario, colgado de sus partes sin respirar”.

También recibimos algunas indicaciones de cómo “Cagar en la Oficina”, hilarante tema en el que se musicaliza la prisa por llegar al lavabo con una imparable descarga de guitarras y sección rítmica con una energía monumental. Se cierra la cara con “Ese Kebap”, otra historia consecuente con cebarse en exceso en la que hacen gala de un amplio abanico de riffs recurrentes para secuencias sonoras propicias.

43598206_2234506630159698_8458907217247076352_n
Cheddars. Foto: Marusheena Isapunkrocker

La cara B arranca con “Golpes y Estrofas”, otra muestra de su sarcasmo inteligente hablando, en este caso, de aquellos y aquellas que prometen ir a conciertos y que no van, pero sorprendentemente se muestran entusiastas sin tener ni idea. Guitarras persuasivas, tempos poderosos, y voz montaraz desgranan la melodía con particular gracia, incluido un genial momento instrumental de bajo y batería. Después, nos preparan para la “Desconexión”, crítica al mundo obsesivo de los televidentes con su dependencia de las series y esos programas de la crónica “rosa”.  Uno de tantos otros ejemplos de una sana creatividad dando forma a combinaciones de punk y pop que te invitan al baile o a tararearlas a grito pelado en las primeras filas de sus conciertos. Temas muy resueltos, en este caso con solo de guitarra incluido, riffs de bajo magníficos, y batería perseverante. Un montón de sencillos pero efectivos recursos que les ensalza entre lo mejor del género. A continuación suena “Aliexpress”, en referencia a la tienda en línea fundada en 2010 por pequeñas empresas de China, desde el descontento por la compra compulsiva de  “tantas mierdas como nunca pude imaginar”.  Enérgico tema que arrasa con  sus ráfagas de guitarra, percusión y voz sin perder el imprescindible valor melódico.

42861634_2229012500709111_647854464656474112_o
Los Cheddars en directo. Foto de su facebook

Oímos esa “Underground Psycho II”, continuación de la canción del mismo título en el que ahora nos cuentan que el protagonista “se ha rehabilitado, ha encontrado un trabajo. Ahora es un hombre de bien. Quiere tener un Mercedes, comprarse una casa y lavarse los pies. Pero, todos los viernes vuelve al andén. Espera a que cierren y busca a alguien que esté dispuesto a abrazarle”. Tema festivo, alocado, y rápido con el que lograrán anonadarte. Van cerrando con “Ciudad 40”, también conocida como Ozersk, una ciudad con altas tasas de radiación y cánceres. Tras la Segunda Guerra Mundial, la URSS  decidió construir un lugar donde experimentar con armas nucleares ante la Guerra Fría y creó esta peculiar villa al lado de la central nuclear de Mayak. Allí nacería la primera bomba nuclear de la Unión Soviética. La llenaron de rusos venidos de todas partes a los que se les prometía ventajas laborales, y todo tipo de servicios. Musicalmente, estamos ante una canción con componentes más oscuros y hardcore que explotan la vertiente más misteriosa y de serie B del punk.

43466986_2234506633493031_3534439775991758848_n
Cheddars. Foto: Marusheena Isapunkrocker

El penúltimo tema se titula “Sayonara Baby”. En este corte se pone de manifiesto una complicada relación con una “esclava de las modas, enganchada a cualquier red social. Eres de esas modernas que enseñan todo por Instagram. Con tus costumbres sanas profetizas el juicio final…Resultas tan vacía como un gris invierno nuclear”. La canción toma un cariz más intimista en los compases iniciales que se ven interrumpidos por otra descarga de punk salvaje muy bien moldeada que explota en mil pedazos en el estribillo. Acaba el disco con “1994”, la última de las grandiosas interpretaciones de este álbum, donde tratan sobre el paso del tiempo y se preguntan: “Ahora has madurado y vas a renegar. Ya no hay vuelta atrás. ¿Por qué cambiar es madurar?”. Acaba con otro ejemplo más de ese powerpop que muta a punk pop, hasta crear un espacio propio en el que la velocidad no está reñida con la melodía, y la trascendencia existencial es substituida por el buen humor y la capacidad caustica de “Los Cheddars haciendo coros”.

Reflexión final:

29694989_2081237015486661_4660389083754581496_n
Fotograma de los Simpsons

Desde el punto de vista lingüístico, cuando Homer dice “nucelar”  comete lo que los expertos   entienden como “lapsus linguæ”, es decir, errores motores, conceptuales, o perceptivos al hablar que comportan permutación de letras, sílabas o palabras… El patriotismo de ese  episodio de los Simpsons, al que nos referimos al principio, se descompone con esa rectificación tan “sui generis” y la escena se torna esperpéntica cuando el oficial de la marina le responde: “vaaaa, qué más dará!”.  Desde luego la situación no tiene desperdicio, se entienda o no el chiste en español.

30440772_2084732858470410_6071195091920224256_n
Logo de los Cheddars

Momentos así, tan desternillantes, que ridiculizan la seriedad del supuesto heroísmo, son caldo de cultivo para el imaginario del punk rock.  Los Cheddars son uno de esos grupos tan creativos, enérgicos y originales capaces de conseguir una buena melodía y fundirla a la perfección mediante un ritmo poderoso con unas letras sagaces en forma de unas cuantas suculentas porciones con las que satisfacen paladares selectos. Como el queso al que hacen referencia, su música es ideal para acompañar hamburguesas, nachos, enchiladas, pizzas y otras delicatesen tan populares entre los amantes del rock and roll. Un fundente musical perfecto que, con el tiempo, estoy convencido de que madurará sin cambiar lo mejor de su propuesta, adquiriendo de paso un sabor fuerte, pleno, realmente picante y único, como el mismísimo queso de origen británico, una exquisitez que en la actualidad  está tan extendida como el punk por todo el mundo mundial y “nucelar”.

Nota: Puedes escuchar las canciones y adquirir una copia del disco en el bandcamp de Rufus recordings, Sweet Grooves Records, Monster Zero, y Bartolini Records.

A continuación, el videoclip de “El Actor de Kung Fu”, uno de los temas de “Ensayo Nucelar”, obra de Diego Jiménez y Disco Rosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Donde me lleve la música.

Vida de dos ciudades. Barcelona. Manchester.

Magazine Rock Comunidad

Magazine Rock Comunidad

Magic Pop

rock and roll media

SURF MUSIC PHOTOGRAPHY by Pablo Medrano

fotografía y música surf

FUZZ & SCREAMS

Rock and Roll, Eiiiin?

Uploads from ivylot_

rock and roll media

Música Inclasificable

rock and roll media

Dancing with the Clown

rock and roll media

Sonidos Sumergidos

Una pequeña guía de música underground publicada por Sweet Grooves records

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: