Degusta estos exquisitos “Ten Bites” de powerpop, gentileza de los magistrales Goodfellows con Espora records

Portada-Goodfellows-1200-1
Portada

Cada nueva entrega discográfica de los palmesanos Goodfellows es una auténtica sorpresa en todos los sentidos posibles.  No solo nos ofrecen un compendio del mejor pop atemporal con grandes canciones de melodías conmovedoras y ritmos consistentes, interpretados mediante arreglos cautivadores con elegancia y actitud a raudales, sino que además arropan todo este magnánimo trabajo musical y poético con envoltorios ciertamente originales y divertidos. En esta ocasión, y de la mano del incombustible sello mallorquín Espora records, más la distribución de Rock Indiana, nos presentan, enfundado en una pequeña caja de pizza, un Cd titulado “Ten Bites”, con diez porciones mágicas de su fascinante especialidad creativa: el powerpop. Sobre una masa sabrosa que mezcla finos y elegantes recursos musicales propios disponen los ingredientes frescos y muy apetitosos aprehendidos durante su fructífera trayectoria. Mediante mucho trabajo y firme constancia, a modo de condimentos esenciales, su nuevo y quinto álbum nos llega horneado por manos expertas  para que esta suculenta amalgama de sabores adquiera un sentido único y ciertamente memorable.

Trayectoria

36983665_10154854036829229_8739298135622287360_n
Goodfellows. Foto facilitada por la banda

La banda empieza en Palma de Mallorca a finales del año 1995 con tres componentes de Pasos Perdidos, banda de pop formada en 1990 en Palma e integrada por Tomás Forns (guitarra), Pepo Granero (bajo), Pere Soler (guitarra), José Oliveras (batería) y Luis Carbayo (voz). Tomás y Pere habían estado antes en Intransigentes y Pepo Granero había tocado con formaciones como Eclipse, Paris La Nuit, La Busqueda y Arde el Mar. Pasos Perdidos grabarían en 1991 una maqueta y al año siguiente editarían un single con dos temas “30 Grados” y “En el sur” grabado en los estudios Digitals. Tras una nueva maqueta en 1993, grabada en el estudio Desgrabaciones, la banda se deshizo. Tomás, Pepo y José iniciarían los Goodfellows y Luis Carbayo empieza una carrera en solitario  con un álbum titulado “Desde el Silencio” (1996) con Caiman Records LTD grabado en Miami.

36896656_10154854039019229_5525880493259620352_n.png
Artwork.

Al nuevo proyecto de los Goodfellows se suma Gabriel Palmer como vocalista, quien se ajusta más al perfil de melodía sensible y rítmica poderosa que buscaban, y finalmente se añade otro guitarrista llamado David Cladera. Desde entonces han dado vida a cinco álbumes contando este último que te reseñamos. Los dos primeros fueron producidos por Pablo Ochando de la mítica Granja: “Feel The Pain”, grabado en 1996 en los Electric Chair Studios y editado por Semínola Records; y “Get The Fellows”, editado en 1999 también con Seminola Records y grabado de nuevo en Electric Chair Studios. Siguió “Happynitol 150mg”, grabado en 2011, autoproducido y autoeditado más “The Name of These Girls”, ambos producidos por Miguel Gibert de la Granja y grabados en CEF Formación audiovisual, en Palma de Mallorca.  Sus temas también han formado parte de recopilatorios como “Bob Dylan Revisitado” (Semínola Records 1997); “Bam Balam Explosion Vol.VII (Bam Balam Records 2000); “Funeraria Independiente BSO” (2002) o “IPO volumen 12” (Not Lame Recordings 2009). La distancia temporal entre los dos primeros y el tercero se debe a que la banda se toma un descanso durante una temporada para dedicarse a sus respectivos proyectos familiares.  Tras una actuación en el IPO, regresan con toda la fuerza posible, que no es poca.

WhatsApp-Image-2018-06-20-at-18.20.49
Artwork

Goodfellows son  actualmente Gabriel Palmer, voz y guitarra acústica en “Be my shining star”, tema que cierra este nuevo disco; Tomás forns a la guitarra; David Cladera a la guitarra, pandereta y voz; Pepo  Granero al bajo, y Miquel Gibert a la batería y voz. De nuevo, el disco fue grabado en CEF Formación audiovisual en Palma de Mallorca por David Cladera excepto el tema “Be my shining star” que fue grabada con iPhones SE por Biel Palmer. Se mezcló en los CEF studios de Palma por David y la banda, y se masterizó en Vacuum mastering de Zaragoza por Javi Roldon. La producción corrió a cargo de la banda.

Han contado con la colaboración de Guille Wheels tocando el Hammond, piano, y Fender Rhodes en “Summertime” y “Since You’ve Been Gone”. Mario Valls aporta el Farfisa en “Listen To Your Heartbeat”, Kiko Riera toca la guitarra en “My Kind of Girlfriend”, “Good For me” y “Listen to Your Heartbeat”, e Iván Tobias a la guitarra en “Since You’ve Been Gone”.  El original diseño es de Digital Point.   Se incluye un desplegable con las letras de las canciones.

Las canciones

goodfellows 02
Goodfellows. Foto facilitada por la banda

El disco se abre con “My Kind Of Girlfriend”  y su meticulosa entrada rítmica sobre la que se despliegan las guitarras con una gran entrega para dar cobertura a esa sensacional voz principal, arropada por luminosos coros. Juntos desgranan la melodía en varias capas de auténtica emoción creciendo hasta eclosionar con todo su esplendor en el estribillo. No faltan momentos solistas, tan certeros como pasionales, de guitarra solista completando esa capacidad irreprochable de desarrollar los arreglos de forma muy bien conjuntada.  Le sigue “Nada Que Objetar”, el único tema cantado en castellano. Aquí la banda se expande con una vitalidad contagiosa mediante acordes y riffs de “jangle” envolviendo a la magnífica voz principal. La sección rítmica mantiene el tempo con una soltura encomiable. Un tema fascinante “sin nada que objetar” que nos lleva en volandas hasta ese maravilloso estribillo con el que sentirás un subidón emocional propio de los mejores cortes de pop poderoso.

36961356_10154854041284229_5089650552019615744_n
Artwork

A continuación oímos “Good For Me”  con su espectacular andanada de guitarras feroces, voces cautivadoras y movimiento cadencioso que invita al desenfreno. Juegos eléctricos de gran categoría que amplifican el valor melódico, incluido esos compases en los que ralentizan el tempo para después recuperar, mediante  un final apoteósico, toda la fogosidad de este sensacional tema.  Le sucede “She Was”, corte más calmado, en el que se recrean con guitarras enormes, variaciones rítmicas varias, juegos vocales estratosféricos, punteos coquetos y descargas sonoras que interrelacionan los diferentes planos auditivos. Llegamos a la mitad del disco con “Just Another Day”, otra maravilla compositiva e interpretativa en la que relucen todos y cada uno de sus componentes, desde las imprescindibles guitarras, ya sea como acompañamiento o aportando detalles solistas,  a la imperturbable sección rítmica de bajo y batería pasando por la cautivadora voz principal y los magníficos efectos de los teclados.

GOODFELLOWS 01
Goodfellows. Foto facilitada por la banda

Melodías de ensueño y tempos enérgicos que prosiguen con “A Million Miles Away From Your Heart”,  con esa sensacional combinación de acústica y voz principal, acompañada por coros,   avanzando con seguridad pasmosa y transmitiendo una pasión inigualable. Se incorporan notas largas de cuerda, golpes profundos de bajo más variados punteos sutiles y ecos estratosféricos de guitarra. El siguiente corte se titular “Since You’ve Been Gone”, un tema que transmite una calma estremecedora mediante una melodía preciosa que te arropa hasta sumirte en un estado placentero ciertamente conmovedor. Añaden otro esencial momento solista de guitarra con acento americano, y la especialidad de la casa: conectar sin fisuras momentos rápidos y otros de más pausados con el propósito de despertar los instintos hasta lo inimaginable.

goodfellows-luismipop
Goodfellows

Llegamos a “Listen To Your Heartbeat”, canción demoledora  en la que todos y cada uno de sus responsables se implican con determinación y resultados fascinantes. Riffs abrasivos, teclados lisérgicos y ritmos “garajeros” para una indescriptible exhibición coral e instrumental digna de los más grandes combos de rock and roll.  Una maravilla de canción que debería rugir en los mejores saraos con raíces sixties de nuestra escena en los que, sin lugar a dudas, triunfaría por todo lo alto hasta romper en el caos deliberado final. Van cerrando con “Livin’ In Summertime”, la penúltima de las maravillas de este  álbum. Una canción serena y tierna en la que los matices melódicos, los juegos corales y los golpes rítmicos se trenzan con exquisitez y una persuasión estremecedora.   Acaba el álbum con “Be My Shining Star”, momentos reflexivos e intimistas con guitarra acústica y voz sentida, con arreglos interestelares de cuerda,  para cerrar esta auténtica maravilla sonora y poética gratificante en todos los sentidos posibles.

Reflexión final

36910904_10154854041694229_3725176718101577728_nLa pizza se define por su base, es decir, por el tipo de harina de la masa y las proporciones de mozzarella y tomate que, en su caso, lleve.  En Italia hay tres tipos de masa: la napolitana, la sfincione de Sicilia y la ‘a taglio’ de Roma.  En los Estados Unidos, las más conocidas son la New York Style Pizza y la Deep-Dish pizza de Chicago. Sobre su origen y expansión, te explicarán diferentes teorías que conectan ambos países mediante la segunda guerra mundial o la emigración. Escoge y disfruta de la teoría y la pizza que mejor te guste. De lo que no hay duda es que se trata de una de las comidas más universales que existen, del mismo modo que el pop ha sido, desde los cincuenta hasta la actualidad, uno de los géneros artísticos musicales más cautivadores, sabrosos y enriquecedores que existen. Como la pizza, el pop también depende de la calidad de su base y de la imaginación en la combinación de sus ingredientes.  Ambos coinciden en lo mejor pero también en lo peor, es decir, en  la comercialización indiscriminada que les ha llevado, según casos, a un consumo desaforado y falto de calidad. Sin embargo, y para suerte de todos nosotros, sus más files consumidores, aún existen maestros pizzeros y, por supuestos musicales capaces de ofrecernos un producto de calidad, elegante, divertido, sabroso y revolucionariamente tradicional como el que nos ofrecen estos inspirados Goodfellows que cierran un círculo de 20 años mediante sus indispensables y suculentos “Ten Bites” de inmejorable powerpop.

Nota: Puedes adquirir una copia del disco en la web de Espora Records.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Donde me lleve la música.

Vida de dos ciudades. Barcelona. Manchester.

Magazine Rock Comunidad

Magazine Rock Comunidad

Magic Pop

rock and roll media

SURF MUSIC PHOTOGRAPHY by Pablo Medrano

fotografía y música surf

FUZZ & SCREAMS

Rock and Roll, Eiiiin?

Uploads from ivylot_

rock and roll media

Música Inclasificable

rock and roll media

Dancing with the Clown

rock and roll media

Sonidos Sumergidos

Una pequeña guía de música underground publicada por Sweet Grooves records

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: