You are The Cosmos recupera el sensacional disco “Kid in a Big World” de John Howard más otro Lp con sus geniales canciones de los setenta

27912725_10156073995997246_307018928923837066_o.jpg
Portada “Kid in a Big World”

Cuando John Howard debutó a mediados de los setenta con su legendario disco de pop ´”Kid in a Big World” (CBS 1975), Inglaterra estaba a punto de entrar en la era del punk y se vivían los últimos derroteros del glam mediante películas como “The Rocky Horror Picture Show”, en la que aparecían vampiros travestidos extraterrestres. Bowie dejaba atrás esa época de “provocaciones” con las formas, que resultó más bien apolítica, sin que casi ningún cantante reivindicara abiertamente, pese a lo que pudiera parecer, su condición de gay. La realidad era que, si bien se toleraba la bisexualidad, la homofobia seguía siendo una actitud habitual en la sociedad inglesa de la época, y se manifestaba de múltiples maneras hasta el punto de censurar proyectos y artistas por el mero hecho de ser homosexuales. Así fue como la BBC se encargó de impedir que las bonitas canciones de Howard se radiaran aludiendo escusas de lo más estrambóticas y variopintas.

15238757789501427674234
Portada “The Hidden Beauty 1973-1979”

El primer álbum de Howard contó con una promoción enorme a cargo de su discográfica y, si no se le hubieren aplicado criterios radiofónicos selectivos ciertamente estúpidos, su autor hubiera podido llegar a lo más alto de las listas del mundo. Pero le condenaron al absurdo ostracismo del que le costaría salir. Por suerte, el genio y el ingenio de este gran músico le permitieron emerger en épocas posteriores llegando hasta la actualidad con un amplio catálogo de música ciertamente fascinante. Desde su residencia en Murcia, Howard disfruta hoy en día de otros tiempos más amables y necesariamente coherentes, con la edición en inglés de su biografía más la reedición, a cargo de la imprescindible You Are The Cosmos en lujoso vinilo, de su primer y memorable disco así como de otro álbum también en vinilo llamado “The Hidden Beauty 1973-1979” con demos, temas inéditos, y singles igualmente memorables.

Trayectoria

15894556_10154820441087246_1902028092576348631_n
John Howard. 1973. Foto: Dezo Hoffman

El cantante, compositor y pianista británico, John Howard nació con el nombre de Howard Michael Jones en 1953 en Bury, cerca de Lancashire, Inglaterra.  Empezó a tocar el piano muy joven y desde los siete años recibió clases de música clásica. Asistió a la Escuela Secundaria Católica Romana de San Gabriel en Bury, y en 1969 se matriculó en la Escuela de Arte de Accrington. Desde 1970 adoptó el sobrenombre artístico de Jon Howard tocando sus propias canciones en universidades y clubes, así como en el Bolton Octagon Theatre donde a menudo tocaba con el apoyo de la banda de folk progresivo Spirogyra. La banda en ese momento estaba dirigida por su contemporáneo, Max Hole, quien luego, como gerente de A&R en WEA Records a principios de la década de los ochenta, firmó con Howard Jones, cuyo nombre de pila, irónicamente, es John Howard Jones.  Hole colaboraría después con Universal Music Group International.

20245575_10155474271142246_5945926285559035589_n
John Howard. Foto de 1974

Tras mudarse a Londres en agosto de 1973, Howard actuaba en el club de folk Troubadour, cuando le vio el mánager de “Hurricane” Smith, Stuart Reid, quien dirigía la sección de pop de Warner/Chappell Music, Inc. Reid contrató a Howard cambiando de “Jon” a “John” en el proceso. Howard firmó con CBS a finales de ese año. “Kid in a Big World” (1975) fue el primero de tres álbumes que Howard grabó para CBS entre 1974 y 1975. El álbum, materializado en Abbey Road y Apple Studio, fue producido por el ex baterista de los Shadows, Tony Meehan y Paul Phillips. Los músicos de sesión incluyeron a los Zombies, y el baterista de Argent, Bob Henrit.

15977512_10154834049032246_6989795484622445486_n.jpg
John Howard. 1974. Foto: Dezo Hoffman

CBS promocionó el álbum debut de Howard con una importante campaña de publicidad y un concierto de lanzamiento para la prensa en Purcell Room, en Southbank Centre, Londres. Pero la BBC Radio 1 se negó a radiar el primer sencillo, “Goodbye Suzie”, por “demasiado deprimente” al referirse al suicidio, y también boicoteó el segundo sencillo, “Family Man”, por considerarlo “anti-mujer”. Tras ese álbum, Howard grabó dos más para CBS ese mismo año. Su segundo trabajo “Technicolor Biography”, producido por Paul Phillips, fue una colección de canciones en una línea similar al anterior. Pero después del rechazo de BBC Radio 1 a los dos singles del álbum debut, CBS archivó el proyecto. Las canciones no pasaron de demostraciones iniciales de “voces y piano”.

La CBS, ansiosa por alcanzar el éxito, emparejó a Howard con Biddu, un productor conocido por su trabajo pionero en la música disco. Howard comenzó a escribir una nueva colección de canciones, y el resultado fue su tercer álbum, “Can You Hear Me OK?” grabado también en 1975. La promoción televisiva del único single, “I Got My Lady”, fue en el programa de televisión de la BBC The Musical Time Machine. No obtuvo la repercusión esperada y la discográfica archivó también ese álbum.  Howard dejó el sello a principios de 1976.

16681924_10154934812247246_5289833715026224160_n
John Howard. Foto de 1975

Muchos años después, el mentor de Howard, Paul Phillips, que en ese momento era su productor y responsable de A&R en CBS, tenía una explicación más específica sobre su mala suerte. Phillips le dijo a Howard que todo se debió a la homofobia en la industria discográfica y los mass media. Howard presentó ante los medios una imagen que no cuadraba en los estereotipos de género de un mundo en el que solo aceptaban los ideales tradicionales de masculinidad. Howard escribiría sobre esa experiencia en su canción de 2007, “My Beautiful Days”.

Tras dejar CBS, Howard pasó un tiempo tocando en los restaurantes y bares de Londres. A finales de 1976, sufrió una caída que le ocasionó serios problemas de espalda y después de un período de recuperación, reanudó la grabación lanzando una serie de singles en los siguientes años. Con el productor Trevor Horn entre 1977 y 1978 sacó dos singles: “I Tune Into You”/”Gotta New Toy” más “Lonely I, Lonely Me”/”Gotta New Toy (remix)”, ambos en 1980. Al año siguiente, Howard se asoció con el productor de Culture Club, Steve Levine, quienes habían debutado con el disco “Kissing to Be Clever”. Sacaron los singles “It’s You I Want”/”Searching for Someone” y “And the World”/”Call on You”.

John-1980-CBS-Photo-shoot-227x300
John Howard. Foto de 1980

A mediados de los ochenta, Howard dejó de grabar y se pasó al negocio discográfico donde forjó una exitosa carrera como A&R durante quince años, antes de “retirarse” a Pembrokeshire, Gales, en el año 2000. Howard trabajó durante este período con Elkie Brooks, Maria Friedman, Connie Francis, Hazell Dean, Sonia, Gary Glitter, The Crickets, Lonnie Donegan, Madness, Barry Manilow y Sir Tim Rice. Además grabó varios discos incluido “The Pros and Cons de Passion” que estaba programado para editarse en 1996 con el sello Carlton.  Sin embargo,  el sello cerró la semana anterior a la fecha de salida del álbum, y permaneció inédito hasta que Howard lo lanzó en 2008.

La portada del álbum de “Kid in a Big World”, con foto de Mike Nicholson y diseño de Roslav Szaybo, apareció en el libro del año 2002 de Matsui Takumi, “In Search of the Lost Record: British Album Cover Art of 50’s to 80s”.  Coincidió con su  renacimiento musical. RPM Records, filial de Cherry Red Records, incluyó en septiembre de 2003,  “Goodbye Suzie” en su compilación “Zigzag: 20 Junkshop Soft Rock Singles 1970-1974”.

john12jpeg-Best-Of-300x287
Howard. 2005. Foto: B.D. Stevens

Dos meses después, y casi treinta años después del lanzamiento del álbum, RPM reeditó “Kid in a Big World” (2003) en Cd.  Entre 2004 y 2005, RPM emitió los otros dos álbumes inéditos: “Technicolor Biography” y “Can You Hear Me OK?”.  Un renacimiento del interés por los primeros trabajos de Howard ocasionó una segunda etapa de producción creativa, grabando y lanzando más de siete álbumes de material nuevo desde 2004 hasta el presente. En 2005 se editó “As I Was Saying” con Cherry Red, en 2006 sacó “Same Bed, Different Dreams”  con el sello francés Disques Eurovisions. Siguió con “Barefoot With Angels” (2007) con el sello español, Hanky ​​Panky Records. Howard apareció como pianista en otros dos álbumes de 2007: “British Ballads” (Spinney 2007) de Anthony Reynolds y en el álbum de Darren Hayman and the Secondary Modern (Track & Field 2007). Tras lanzar cuatro nuevos álbumes en pequeñas editoriales independientes de 2005 a 2007, Howard comenzó a grabar, lanzar y vender discos de su música en su propio sello, mediante su sitio  web “Kid in a Big World”, con lanzamientos digitales de todo su catálogo. El noveno álbum de estudio de Howard, “Navigate Home” (2009), lo compuso mientras esperaba mudarse de Gales a España donde fue completado dejando atrás un pasado y, de paso, la nostalgia.

28471523_10156103310672246_5291713187919560895_n
Autobiografía de John Howard

En octubre de 2011, Howard lanzó las demos originales de “Navigate Home” como “Dry Run: The Navigate Home Demos”. Esta colección incluye demos de dos canciones adicionales, “Genius” e “In Your Dreams”, que no llegaron al álbum original. El décimo álbum de estudio de Howard, “Exhibiting Tendencies” (2011), tuvo su lanzamiento digital en febrero de 2011 y su lanzamiento en CD en mayo del mismo año. Su undécimo álbum de estudio, “You Shall Go to the Ball!” (2012), se lanzó el 24 de septiembre de 2012. El duodécimo álbum de estudio de John Howard, “Storeys” (2013), se editó el 25 de noviembre de 2013.  Dos años después, 2015 salió otro disco con Tapete records y  la banda de acompañamiento The Night Mail formada con Robert Rotifer (guitarra), Andy Lewis (bajo) y Ian Button (baterista). En el verano de 2016, Howard firmó con Occultation Recordings. Su siguiente álbum “Across the Door Sill” salió en octubre de ese año. En marzo de 2018, la autobiografía de Howard, “Incidents Crowded With Life”, fue publicada por Fisher King Publishing.

10295168_10153779993777246_2812042019488977254_o.jpg
John Howard y Neil France, en 2015

En 2006, Howard y el actor y director de teatro Neil France se unieron en una ceremonia civil en Pembrokeshire. El año siguiente, 2007, Howard y France se mudaron a Murcia, España, donde continúan viviendo. En mayo de 2015, tras la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en el Reino Unido en marzo de 2014, Howard y France hicieron que su compromiso se convirtiera en matrimonio. En las etapas de 1974 a 1984 y desde 2004 hasta el presenten, Howard ha lanzado 16 álbumes de estudio y 11 EP de estudio.

Las canciones de “Kid In a Big World”

15238754788671210377634
Contraportada de “Kid in a Big World”

El disco “Kid In a Big World” se abre con “Goodbye Suzie”, la primera de las excelentes melodías de un disco perfecto capaz de generar intensidades únicas a base de crescendos espectaculares como el de este tema que pasa de un arreglo de piano a uno de banda, creciendo compás a compás, hasta explotar en un arcoíris de matices sonoros. Le sigue “Family Man” con su belleza perfecta, de nuevo con el piano y la voz de John, entre coros, como máximos atractivos a los que se suma una orquestación coqueta.  A continuación oímos “The Flame”, otra exquisitez dulce y clásica explorando los recodos del alma con la calma del maestro entre arpegios de piano y conmovedores riffs de guitarra. Le sucede “Maybe Someday In Miami”, fantástico combinado de ritmo y melodía con aportación de orquesta. La amplia instrumentación con aires de cabaret engrandece una preciosa canción que emociona hasta lo indecible. Cierra la cara A “Gone Away” con movimientos sinuosos de teclados, aportaciones enigmáticas de bajo y batería, y la sensacional voz solista de su autor quien, en un amplio registro de agudos, desgrana  una melodía ciertamente cautivadora entre efectos mágicos.

16177730_10154891815652246_2838290363721261728_o
John Howard. Fotos de promo del disco. 1974

La cara B se abre con “Missing Key”, un tema apasionado, en forma de balada, en el que Howard luce sus mejores galas abriendo su corazón, desplegando recursos vocales, arropado por arreglos sencillos que le ensalzan hasta explotar con todo su esplendor en el estribillo. Seguimos con “Spellbound” mediente un arrebato de glamour en el que metales, sección rítmica, guitarra, teclados y un inspiradísimo Howard nos envuelven en un espiral de luminosidad de pop soul y jazz. Llegamos a “Guess Who’s Coming To Dinner”, sinuosa y lisérgica canción de popsike con detalles de glam entre efectos estratosféricos, siguiendo la tónica de un álbum que recrea melodías con suma elegancia y emoción a raudales.

20157574_10155451369777246_8415077237122314644_o
John Woward. Fotos de promo del disco. 1974.

Va cerrando con “Deadly Nightshade” con su ritmo de beat marcial, marcando con seguridad el paso que definen las voces, solista y coros, para entusiasmarnos sobremanera con la aportación necesaria de saxos, batería milimétrica y teclados envolventes. Acaba el disco con el tema que la da nombre “Kid In A Big World”, la última de las canciones de un disco fantástico de principio a fin. En este caso, John Howard emerge más tierno que nunca, apoyado por violines y flauta para seguir pletórico sustentado por ese descomunal piano, más arpegios de acústica. La última de las excelencias de un álbum que te pondrá los pelos de punta a poco que pongas atención en sus innumerables detalles instrumentales y vocales.

Las canciones de “The Hidden Beauty 1973-1979”

15238758269391275955636
Contraportada. “The Hidden Beauty 1973-79”

El disco empieza con “3 Years”, mediante arreglos de pop psicodélico estremecedores. Arpegios de guitarra, teclados, ritmos suculentos y la voz fantástica de Howard dan forma a esta magnífica canción con la que ya nos conquista sin discusión desde los primeros surcos. Continúa con “Is this my love”,  versión del tema de Norman “Hurricane” Smith, combinando piano, bajo, y guitarra ácida con solo incluido, entre acordes atmosféricos de teclados sobre los que Howard canta transmitiendo un cariño inconmensurable.  Le sucede “Staying At Home Kinda Guy”, tema de pop repleto de elementos de piano, batería y guitarras encantadoras, marca de la casa. Una tras otra, las sutilezas se entienden a la perfección en su conjunto procurando un colchón plácido de armonías que permiten a John lucirse en todo su esplendor. Seguimos con “Don’t shine your light” con su rítmica funk, y sus falsetes tan Bee Gees, tamizando un tema que cuesta no imaginar en las listas de lo mejor de lo mejor de los setenta.  A medida que disfrutamos de todas y cada una de las maravillas de sus composiciones, aumenta la incomprensión y la rabia consecuente a la injusticia que padeció este gran artista. “Baby Go Now” es el título del siguiente corte melódico que presenta teclados envolventes y un bajo persuasivo ensalzando un tema que va creciendo entre coros femeninos y unos arreglos grandiosos. El siguiente corte se llama “Baby leather Lucy”, otra maravilla de armonías que se expanden con una facilidad pasmosa, con acompañamiento de piano y la sensacional voz de su autor. Acaba la cara A con “No More Crying” y ese piano omnipresente que, con el sensual canto de Howard, perfila unas sonoridades de ensueño, con dulzura y sutiles golpes de efecto.

17190356_10155006678347246_719333796637134461_n.jpg
Con Tony Meehan y Peter Bown (1974)

La cara B se inicia con “Small Town Big Adventures”, canción dramática que encerrará tu corazón en un puño al tiempo que sus notas entrarán por tus orejas para reconfortarte en un combinado de voz e instrumentación que imprimen la grandilocuencia de la sencillez apasionada sin aspavientos que valgan. Prosigue con “Stay – Something God”, canción estremecedora con movimientos que acongojan. Una balada sentimental en la que todo está  pensado al milímetro, con seguridad y exactitud, más otro buen solo de guitarra. Un tema que crece y eclosiona con todo su colorido en un estribillo ciertamente divino. A continuación nos ofrece “The Business Side of Beauty”, un tema repleto de suculencias vocales envueltas en originales fraseos de piano que recorren sinuosos el espacio vital atrapándonos desde el primer al último compás.  Llegamos a “Comic Strip”, un tema muy rítmico en el que esa belleza oculta emerge en todo su esplendor, con las teclas marcando el ritmo obsesivamente en contraste con el galanteo vocal de “superHoward”.

1660458_734105083391442_1313543758402898483_n
John Howard.  (2016) Foto: Georg Cisek-Graf

En los últimos surcos nos deleita con “Pearl parade”. Más líneas deliciosas de piano para este crooner que defiende su propio espacio emotivo y musical con excelentes maneras. De nuevo, el tema principal va expandiéndose con una fuerza inusitada para estallar con arrebato en el estribillo.  Acaba el recopilatorio con “Loving You”, la última de las joyas de este disco que conseguirá emocionarte hasta el final. Piano y voz aunados en dos voces que son una emergiendo del gran corazón de este músico para llegar al tuyo en la mejor y más melódica de las formas para que digas a pleno pulmón eso tan bonito de: “no puedo dejar de amarte”.

Reflexión final:

29872232_10156227939907246_2412369080808242113_o
John Howard. Foto de su Facebook. (2018)

El poeta de Manchester Robert Cochrane, quien colaboró como letrista en el álbum de Howard de 2005 “The Dangerous Hours” dijo que la música de “Kid in a Big World” era “una mezcla de   Noel Coward con Elton John y el Ziggy Stardust”. Coward  (n. 1899 – d. 1993), dramaturgo, actor y compositor inglés, es una referencia frecuente en las reseñas de la música de Howard y por ello vamos a parafrasear una de sus sentencias más conocidas. Dijo Coward: “Es extraordinario lo potente que es la mala música”. Sin duda, lo es, por obra y gracia de multinacionales y mass media siempre dispuestos a potenciar las malas canciones y, de paso, marginar las buenas como las de John Howard. La BBC se cargó la carrera de este gran músico, cantante y compositor, aduciendo problemas de contenidos cuando en realidad le rechazaron por ser homosexual.

28828812_10156166509267246_4518631802250682147_o
John Howard. Foto de su Facebook (2018).

Por suerte para todos tenemos la posibilidad de disfrutar, con todo lujo de detalles, de su autobiografía en inglés titulada “Incidents Crowded With Life”,  así como de algunas de sus mejores creaciones: las incluidas en su primer disco, ese magistral “Kid in a Big World”, así como todas y cada una de los maravillosos temas que se incluyen en “The Hidden Beauty 1973-1977”.  Los dos álbumes acaban de salir al mercado discográfico este 2018  de la mano del gran sello aragonés, You are the Cosmos. Desconozco si la cadena radiofónica británica ha pedido perdón al interesado por tamaña injusticia, aunque me temo que no.  Cuesta creerlo, y si buscas por Google no te va a costar en absoluto encontrar más de un programa del mencionado medio de comunicación criticando la homofobia. Al margen de esos despotismos mediáticos y postureos de maquillaje con los que no cabe comparación alguna por muy amable que resulte, lo que queda claro es que John Howard debería tener su merecido trono porque ha sido y sigue siendo uno de los mejores  compositores e intérpretes  de canciones que hayamos podido oír en toda la historia de la música pop.

Nota: Las cuidadas ediciones de You are The Cosmos en vinilo cuentan con las letras, descarga en MP3 y puedes conseguirlas escribiendo al sello en su página web.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Donde me lleve la música.

Vida de dos ciudades. Barcelona. Manchester.

Magazine Rock Comunidad

Magazine Rock Comunidad

Magic Pop

rock and roll media

SURF MUSIC PHOTOGRAPHY by Pablo Medrano

fotografía y música surf

FUZZ & SCREAMS

Rock and Roll, Eiiiin?

Uploads from ivylot_

rock and roll media

Música Inclasificable

rock and roll media

Dancing with the Clown

rock and roll media

Sonidos Sumergidos

Una pequeña guía de música underground publicada por Sweet Grooves records

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: